Lasaña

El plato más amado de la cocina italiana.

Ingredientes: salsa boloñesa (lea la receta), bechamel (lea la receta), pasta lasaña (mejor si fresca, de las que se encuentran en las neveras de los supermercados), queso parmesano rallado.

Si la lasaña que ha comprado es seca y necesita ser cocida ligeramente antes de ser utilizada, cuézala (pero poco, que sea todavia bien dura porque luego terminará de ablandarse en el horno). Prepare una salsa boloñesa y una salsa besciamella muy líquidas.
Meta una capa de salsa boloñesa y una de salsa besciamella en el fondo de una bandeja, póngale encima una capa de lasaña y otra de salsa boloñesa y besciamella. Esparzca abundante queso parmesano rallado y ponga otra capa de lasaña, salsa boloñesa y besciamella. Siga hasta cuando la bandeja se lo permite, ponga encima papel plateado de aluminio y hornee a 180 grados centigrados. Poco antes de quitar del horno, saque el papel plateado de aluminio.

Lo más difícil llega ahora: quítela del horno, agarre un tenedor y cómala rápido antes de que sus familiares la devoren.