Destino:

Un signo de paz en Ground Zero.

La ciudad de Bari hace posible la reconstrucción de la iglesia de St.Nicholas.

El viernes 16 de enero de 2004 el alcalde de Bari Di Cagno Abbrescia (en la foto junto a Padre Romas) entregará a su colega neoyorquino Bloomberg el dinero necesario para reconstruir la pequeña iglesia griego-hortodoxa de Saint Nicholas que surgía en Ground Zero y fue destruída al derrumbarse de las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001. En los días sucesivos al atentado, la noticia de la destrucción de la pequeña iglesita llegó a Bari y, en nombre de su Santo Patrono Nicolás, los ciudadanos bareses comenzaron a recoger fondos para recostruirla.

La delegación barés estará formada, además que por el alcalde, por el secretario de cultura Filipponio y sobre todo por el Padre Matera, prior de la Basílica de San Nicolás en Bari; en la delegación estadounidense tiene un papel de gran importancia la presencia del Demetrios, arzobispo de la iglesia hortodoxa de América. Al encuentro parteciparán también John Mustaro, presidente de United, fundación que coordina la actividad de las asociaciones de pulleses en Norte América, el embajador italiano en la Organización de Naciones Unidas y representantes de consulado italiano en Nueva York y del Instituto de Cultura italiana en la Gran Manzana.

La entrega del cheque de 258.000 euro tiene un gran valor simbólico por ser considerado San Nicolás símbolo de concordia entre el mundo Occidental y el mundo Oriental, entre la iglesia cristiano-católica de Occidente y la cristiano-hortodoxa de Oriente pero también entre el mundo Cristiano y el mundo Musulmán siendo Nicolás de origen turca y antiguo Obispo de Myra en Asia Menor (foto cortesía www.StNicholasNYC.com)