Destino:

Paseando por Venecia

Acompáñenos del puente de Rialto al Lido pasando por la Plaza de San Marcos.

Venecia es patrimonio artístico de toda la Humanidad por la particularidad de su localización geográfica y por sus hermosos monumentos, testigos de la enorme riqueza de la República Veneciana, sobre todo en los siglos XVII y XVIII. Comencemos nuestro paseo por el hermoso puente de Rialto, en el sur, y seguimos por la Iglesia de la Salud y la Ca DOro (Casa de Oro) llamada así por las muchas decoraciones en puro oro que la hacen única en el mundo.

Tras haber admirado las minúsculas callecitas (calli) del centro, un elegante e inmenso salón se abre de repente frente a nosotros: es la Plaza de San Marcos. La plaza está rodeada en tres lados por edificios del siglo XVIII de hermosa belleza arquitectónica y en el último lado por la celebérrima Basílica de San Marcos y el Palacio Ducale, imponente edificio en donde se ubicaba el gobierno de la República Veneciana cuyo jefe se conocía con el nombre de Doge (derivación del latino dux, guía). Al otro lado del canal, se encuentra la cárcel conocida con el nombre dei Piombi. El edificio es unido al Palacio Ducal por el Puente dei Sospiri, cuyo nombre se deriva de los suspiros de los presos que atravesaban el puente tras el juicio del tribunal. Un majestuoso campanario completa el panorama de la Plaza de San Marcos. Poco queda del original destruido por el tiempo y el salnitre, no obstante las muchas obras de reestructuración han preservado el concepto arquitectónico original y nos permiten admirarlo en toda su belleza.

Dejemos la Plaza de San Marcos en barco (vaporetto) para dirigirnos hacia algunos islotes de la laguna. La isla de Burano se conoce por la producción de puntillas hechas a mano; Murano, en cambio, es famosa en todo el mundo por sus cristales de altísima calidad; el Lido es la isla larga y estrecha que cierra la laguna separándola del mar: en esta isla se encuentran los hoteles más lujosos de la ciudad, el Casino y, en los dos lados, los canales que colegan mar y laguna. En estos canales han comenzado los trabajos para la construcción de inmensas digas móviles que permitirán controlar el flujo de las mareas y preservar la ciudad del fenómeno del Agua Alta que pone en peligro la estabilidad de muchos antiguos edificios.