San Nicolás de Bari: milagros, celebraciones y su Basílica
Destino:

San Nicolás de Bari: milagros, celebraciones y su Basílica

San Nicolás de Bari: el protector de los inocentes, la gente de mar y las chicas casaderas. Sus milagros, las celebraciones en Bari y su hermosa basílica

Los milagros de San Nicolás de Bari

Son muchos los milagros que se le atribuyen a San Nicolás de Bari. Pero algunos han traspasado los siglos y son conocidos por devotos y no devotos. Por supuesto son muchísimas las versiones y la interpretaciones populares de estos milagros (lo que ocurre con frecuencia a los santos de los primeros siglos de la cristianidad), yo para Quiero Italia he decidido tomar como fuente principal el sitio oficial de la Basílica de San Nicolás de Bari. De hecho, a San Nicolás de Bari siempre se le ha conocido como el protector de los niños y los inocentes, de los pescadores y la gente de mar y protector y ayudador de las chicas en edad casadera o en busca de marido. Vamos a ver el por qué.

El tesoro de San Nicolás de Bari en su Basílica

El tesoro de San Nicolás de Bari en su Basílica Italia, turismo. Lic. CC BY-SA 2.0

El milagro de los generales

El primer milagro que os narro es él único que tiene ciertas pruebas históricas y es el menos sobrenatural. Ocurrió bajo el Imperio de Costantino que tres generales fueron injustamente condenados a muerte. Se narra que San Nicolás apareció en sueños al emperador, llamándolo y ordenándole que liberara a los oficiales. Lo que prontamente ocurrió. Este episodio hizo que a San Nicolás de Bari se le considere como el justiciero de los inocentes donde quiera que estos estén.

San Nicolás de Bari, la estatua que se encuentar en la Basílica

San Nicolás de Bari, la estatua que se encuentar en la Basílica Italia, turismo. Lic. CC BY-SA 2.0

El milagro de las tres muchachas

Uno de los milagros más conocidos cuenta la historia de tres chicas del casco antigüo muy pobres. Su padre temía mucho por ellas ya que no tenía dinero para mantenerlas y tampoco para darles la dote para que pudieran casarse por lo que temía que terminaran como prostitutas para poder vivir. San Nicolás, tomando tres esferas de cristal y convirtiéndolas en oro, se las hizo llegar a traves de la ventana a las tres jovencitas y así cada una tuvo una buena dote para poder casarse y se salvaron de un triste destino.

San Nicolás de Bari, milagro de las tres muchachas

San Nicolás de Bari, milagro de las tres muchachas – pintura de Fra Angélico Wikimedia Commons. Lic. Public Domain


El milagro de los niños

El siguiente milagro narra como había un tabernero que solía servir carne humana, en especial carne de niños. Nicolás fue a esta taberna, notando inmediatamente que la carne que se consumía era carne humana. Entonces Nicolás dijo al tabernero que quería ver como guardaba la carne que daba a consumir a sus clientes. El tabernero le enseñó un barril de madera. San Nicolás lo abrió y resucitó a tres niños quienes devolvió a sus familiares. Este milagro, narrado en muchas versiones, hizo de San Nicolás de Bari el protector de los niños y ha llevado, con los siglos, a la identificación de San Nicolás de Bari con Santa Claus (lo que veremos en detalle más adelante).

San Nicolás de Bari, milagro de los niños

San Nicolás de Bari, milagro de los niños Wikimedia Commons. Lic. Public Domain

Más milagros de San Nicolás de Bari

Muchos más son los milagros que se le atrubuyen al Santo, tanto antiguos como recientes. Enumerárlos nos tomaría buen tiempo. En el sitio oficial de la basilica de San Nicolás de Bari podéis encontrar las narraciones de muchos milagros más (en italiano e inglés). Yo, por el momento, os quiero narrar uno de los milagros más recientes, ocurrido durante la Segunda Guerra Mundial. Se cuenta como en un bombardeo a la ciudad de Bari una madre se separó de su niño en medio de la confusión, apareciendo éste horas después a la puerta de la casa sano y salvo. El niño contó como un hombre que describió como San Nicolás de Bari le ayudó, protegió y le llevó de regreso a su casa.

Ayudanos a crecer, ¡haz click en seguir!

San Nicolás y Santa Claus: ¡fue Coca Cola!

El 6 de diciembre, día de San Nicolás de Bari, es día de regalos para los niños de muchos países norte-europeos. Un viejo señor con la barba blanca acompañado por simpáticos elfos y enanos distribuye juguetes a los niños buenos desde hace más de 1000 años. Este señor, pero, no viste de rojo, su barriga es del tamaño más normal y su piel es bastante oscura dado que procede de Myra, en Turquía. Bastante lejos de los estereótipos de la publicidad. Pero de ahí ha nacido la leyenda de Santa Claus (Papá Noel).

San Nicolás de Bari y Santa Claus

San Nicolás de Bari y Santa Claus Ell Brown. Lic. CC BY 2.0

Coca Cola cambia el look a San Nicolás

Estábamos en los años entre las dos guerras mundiales y Coca Cola decidió cambiar el look a San Nicolás de Bari, lo vistió de blanco y rojo (sus colores…), lo engordó un poquito y le hizo unas mejillas rosas y simpáticas. Hasta le cambió de fecha para reunir las tradiciones de los países anglo-sajones a aquellas de los países en donde era el niñito Jesús quien traía regalos a los niños buenos. Y así nació Santa Claus.

¿Por qué San Nicolás trae regalos a los niños?

A su vez, la tradición que asigna a San Nicolás de Bari este papel se deriva de una fusión entre ritos mágicos paganos y la iconografía cristiana. Los primeros se remontan a la época de la caída del Imperio Romano, la segunda a la época de la evangelización de los territorios norte-europeos. Según los antiguos ritos paganos, elfos, enanos y otros seres mágicos celebraban la llegada del invierno distribuyendo regalos durante fiestas nocturnas alrededor de grandes fuegos. La tradición cristiana, en cambio, asigna a San Nicolás el papel de protector de los niños y benefactor de los jóvenes debido dos milagros que cumplió el mismo Obispo de Myra en dos episodios distintos de su vida como hemos narrado.

Sinterklaas el San Nicolás de Bari de la tradición norte-europea

Sinterklaas el San Nicolás de Bari de la tradición norte-europea Bert Knot. Lic. CC BY-SA 2.0

6 de diciembre: la fiesta en Bari

El 6 de diciembre, Bari se viste de fiesta por el día de San Nicolás de Bari, su Santo Patrón. Según la tradición, los devotos se levantan muy temprano en la madrugada y llenan las callejuelas del maravilloso casco antiguo de la ciudad dirigidos a la Basílica. Ahí, las misas comienzan a las 4 de la madrugada y siguen cada media hora hasta las 8. Es un día de fiesta para el casco antiguo de la ciudad que se llena de miles de personas en búsqueda del apoyo del Santo, pero también de una buena taza de chocolate caliente y de un trozo de focaccia (pan horneado con tomates). A las cinco de la madrugada ya es tarde para intentar entrar en la Basílica. En la cripta, las muchachas sin novio se ponen en fila para acariciar la columna puesta al lado derecho del altar: se narra que quien la toque en la madrugada del 6 de diciembre se casará al cabo de doce meses.

Cripta de la Basílica de San Nicolás de Bari, la columna de las muchachas solteras

Cripta de la Basílica de San Nicolás de Bari, la columna de las muchachas solteras Italia, turismo. Lic. CC BY-SA 2.0

Fuera, las luces de los pequeños quioscos, de los bares y de las tienditas iluminan las callejuelas como si fuera mediodía y los olores que proceden de las panaderías recuerdan a la gente que ya es hora de desayunar. Poco antes de las 7, los más arriesgados desafían el fuerte viento invernal y se reúnen encima de la muralla que cierra el casco antiguo para admirar el amanecer antes de calentarse con otra taza de chocolate y dirigirse al trabajo.

8 de mayo: la feria de San Nicolás de Bari

¿Cuál es la diferencia entre la feria del 6 de diciembre y aquélla del 8 de mayo?

En primer lugar hay que aclarar el por qué Bari celebra a San Nicolás dos veces en el año. La fiesta del 6 de diciembre se conoce en Bari con el nombre de San Nicolás de los bareses en contraposición con la fiesta del 8 de mayo que está dedicada a los miles de devotos que llegan a Bari de toda Europa. Pero, ¿cuál es la diferencia entre las dos fiestas? La respuesta es muy sencilla: la primera tiene lugar en el día que la Iglesia Católica ha dedicado a San Nicolás de Bari y la segunda recuerda el día en que unas docenas de marineros bareses llegaron a Bari con los huesos del Santo robados en Turquía según los dictámenes que dio el mismo San Nicolás durante su estancia barés.

Ayudanos a crecer, ¡haz click en seguir!

La fiesta del 6 de diciembre es por lo tanto más íntima, sin la multitud de ziazí, los devotos procedentes de otras regiones y países, que inundan la ciudad para la hermosa feria de mayo. Además todo tiene lugar en el casco antiguo, un joyero que refleja la cultura mediterránea de la gente pullese. La fiesta comienza y termina en la madrugada, antes de que los bareses vayan a trabajar y se repite siempre igual desde hace cientos de años. Como dicho, son muchas las tradiciones que se guardan en este día dedicado a San Nicolás de Bari: la misa de las 4 de la madrugada, el chocolate caliente que las vecinas ofrecen a los devotos fuera de las puertas de sus casas blancas iluminadas por la luz de miles de pequeñas lámparas, el olor de la focaccia que procede de las panaderías, el alboroto de la gente que inunda el barrio en horas tan extrañas, el ruido de los cañones que anuncian la fiesta y, por último, el maravilloso espectáculo del amanecer desde el Fortino. Si pasan por Bari en estos días, pongan el despertador muy temprano en la madrugada. ¡No se van a arrepentir!

Basílica de San Nicolás de Bari, cripta con la tumba del Santo

Basílica de San Nicolás de Bari, cripta con la tumba del Santo Italia, turismo. Lic. CC BY-SA 2.0

Las celebraciones de mayo en Bari

Cada año en la ciudad de Bari, los dias 7, 8, 9 de mayo se celebran las fiestas de San Nicolás en las cuales se rememora cuando 62 marineros salieron a Turquía en busca de los restos del Santo Patrón. Y su retorno a su amada ciudad de Bari.

El dia 7 se celebra la caravana de carrozas que recrean la historia y milagros del Santo. El 8 se celebra la procesión en la que llevan la estatua del Santo por las calles de la ciudad. Y el 9 se recrea el momento en que los restos oseos llegan a Bari con una procesion en el mar. Todos los años se hace un sorteo entre los pescadores para elegir a aquellos que portarán en su barco la estatua y el cuadro de San Nicolás. Es el sueño de todo pescador de Bari y es un honor altamente celebrado por familiares y amigos.

Uno de los momentos mas místicos de estos días es el prelievo de la Santa Manna o sea, el líquido que exuda los huesos del San Nicolás de Bari. Por tradición el prelievo se efectúa cada año en la manana del 9 de mayo, el aniversario de la llegada de los huesos a Bari. Esta Manna es portadora de milagros. En la antigüedad ningún pescador se hacia al mar sin portar un frasquito de la Santa Manna. La Manna de San Nicolás de Bari se ha recolectado en diferentes envases a través de la historia, entre ellos, envases de madera, ampollas y botellas de cristal. Botellas que son veneradas y coleccionadas como reliquias por generaciones. San Nicolás de Bari, un Santo que atrae a miles de peregrinos cada año que lo veneran. El portador de la abundancia, justicia para los desamparados y protector de los inocentes.

La primera vez que ví la feria de mayo

[Relato de Militza Cordero Santiago] La primera vez que estuve en Bari fue durante el mes de mayo. Una época que yo consideraría ideal para visitar el sur de Italia, puesto que la temperatura no es muy caliente ni muy fría, todavía no han llegado las olas de turistas característicos del verano y durante la primavera, el sur de Italia y en especial los campos de la región de Puglia son bellísimos con miles de flores por todas partes. Durante mi estadía en la bella ciudad de Bari, tuve la oportunidad de disfrutar las fiestas patronales de la ciudad en honor a San Nicolás de Bari (7, 8 y 9 de mayo).

Como latina que soy, estoy acostumbrada a las fiestas patronales en las ciudades pero jamás se compararían con la majestuosidad y la solemnidad religiosa que impera durante estas fiestas de San Nicolás. Es una mezcla de devoción religiosa, de grandes demostraciones de fe así como de alegría de pueblo, diversión y disfrute. Durante las festividades se hace la procesión en el mar, lo cual es un espectáculo maravilloso. También se hace una parada o desfile. En esta ocasión el desfile describía la historia de los milagros de San Nicolás. Una parada hermosa llena de colorido, disfraces de época y dramatismo. En la noche pudimos disfrutar del mas hermoso espectáculo de fuegos artificiales que he visto en mi vida. Verdaderas obras de arte en el cielo nocturno. Fue una noche verdaderamente mágica junto a la costa de Bari.

Las personas que quieran disfrutar y mezclarse con lo que es la verdadera cultura y la verdadera gente de Bari no se pueden perder estas festividades donde podrán disfrutar de una fiesta de pueblo con diversiones para niños, vendedores ambulantes de golosinas varias y de la alegría del pueblo.

 

Historias de amantes: Casanova, un seductor irresistible
Historias de amantes: Casanova, un feminista apasionado

Hablando de historias de amantes apasionados y seductores irresistibles, Casanova...

Cerrar