Destino:

Alberobello, donde viven los duendes

Entre en un lugar mágico y lleno de historia.

La primera vez que vi una foto de Alberobello, en especifico de los Trulli, pensé que no era un lugar real sino un parque temático o algo por el estilo. Pero luego me enteré que si es real, es un pueblecito verdadero. Y me enteré que fue catalogado por la UNESCO como patrimonio de la humanidad.

Lo primero que llama la atención de los trulli (en plural, y trullo en singular), es su forma. Son casas verdaderas pero parecidas a las que siempre les ponen a los duendes en los cuentos de hadas. Casas pequeñitas, redondas, con techo de cúpula o cono, parecidas a los hongos donde viven las hadas y los duendes. Imaginen todo un pueblo así. Cientos de casitas blancas con sus callecitas y sus restaurantes incluso su iglesia Trullo. Las personas del lugar son muy amables y están hasta dispuestos a mostrarles sus casas a los turistas. Tuve la oportunidad de entrar a una de estas casas, una casa común y corriente donde vive una familia como cualquier otra. Me sorprendió el hecho de que, a pesar de que las casas son pequeñas, están muy bien organizadas en su interior. Mientras estaba en esta casa me parecía que en cualquier momento saldría Blanca Nieves o uno de los siete enanos a conversar con nosotros.

Es un lindo pueblecito de fantasía, ¡hermoso! Donde puede encontrar cientos de tiendas de recuerdos o souvenir. Eso si va a visitarlo, vaya temprano antes de que llegue la inundación de turistas de todas partes del mundo que lo visitan anualmente. Les invito a que viajen a la tierra de la fantasía y visiten los hermosos Trulli de Alberobello.